Alegatos de Apertura

Febrero 2020 | Moises Gonzalez Baez | México

El alegato de apertura es la primera oportunidad de comunicar al tribunal de enjuiciamiento la teoría del caso. Es importante hacerlo de manera ordenada y estructurada, esto, para tener la atención en todo momento del tribunal. Este alegato es el momento idóneo para tratar de persuadir al juez y convencerlo de que nosotros debemos ganar.

Se deberá iniciar con una frase o lema. Puede ser una frase célebre relacionada al caso en concreto o algo dicho por la víctima, acusado o algún testigo. Diferentes criterios hacen referencia a que esta frase deberá ser mencionada por el abogado postulante en diferentes momentos del alegato de apertura, de manera particular, considero que es preferible hacerlo al inicio y al final del alegato. Esta es importante toda vez que deberá impactar al juzgador, para tener su atención a lo largo de los alegatos de apertura.

A su vez debemos, en caso de ser fiscales, humanizar a la víctima, o en caso de ser defensa al acusado, y será nuestro deber como defensa, buscar la sentencia absolutoria. Y en el supuesto de ser fiscales hacer lo propio por la víctima y buscar la sentencia condenatoria.

Una vez hecho lo anterior, debemos realizar un relato organizado de los hechos como si estuviéramos contando el trailer de una película, lo anterior, para que el tribunal esté interesado en lo que acontecerá a lo largo del juicio oral. Posteriormente es importante referir, las pruebas que se desahogarán en juicio oral, explicando lo que dirán los testigos, policías y peritos. Es muy importante no concluir al realizar lo anterior, esto porque nuestro trabajo como abogados en este momento es presentar nuestro desfile probatorio, no desahogarlo en el alegato. Una buena técnica para realizar de manera correcta lo anterior puede ser intentar hablar en tiempo futuro al presentar nuestro desfile probatorio. A su vez hablar sobre el delito según la legislación aplicable (Códigos penales y Teoría del delito).

Una vez realizado lo anterior, debemos hacer de conocimiento del tribunal de enjuiciamiento que al final del Juicio Oral estaremos en condiciones de solicitarle una sentencia, ya sea absolutoria o condenatoria. Una vez hecho esto, no olvidemos mencionar nuestra frase o lema para iniciar fuerte y concluir fuerte.

Copyright © 2019-2020 Abogacía Oral - All Rights Reserved. Políticas y Condiciones
San Diego, California, Estados Unidos de América